Sudán del Sur

Sudán ha sufrido los desastres de la guerra, todo ha quedado en cenizas. Los misioneros deben comenzar nuevamente el trabajo. Rumbek suena nuevamente a esperanza.
Muy pocas veces en Pueblo de Dios hemos vuelto al mismo sitio. Y menos aún a un lugar tan remoto como el corazón de Sudán del Sur.
Cuando los caminos se vuelven intransitables y las ciudades se quedan incomunicadas, conseguimos llegar a Talí.

Los Misioneros Combonianos son un instituto misionero que realiza su trabajo en más de 30 países en África, América, Asia y Europa.