Seculares combonianas

Las Misioneras Seculares Combonianas forman un Instituto misionero que nació en 1983. Fundadas en Italia por el padre Egidio Ramponi, misionero comboniano, han nacido en el surco del carisma de San Daniel Comboni, de cuya espiritualidad beben.
 
El Instituto está compuesto por mujeres laicas consagradas para toda la vida, de varias nacionalidades. Con su trabajo profesional y testimonio de vida promueven los valores humanos, cristianos y misioneros. Comparten, como laicas, las condiciones de vida de la gente.
 
Tienen como finalidad específica la animación misionera ad gentes, como San Daniel Comboni. Este consideraba un aspecto esencial de su vocación el despertar la conciencia misionera en toda la Iglesia. Inspirándose en su ejemplo de creatividad y audacia tratan de concientizar a los bautizados de su responsabilidad en el anuncio de la fe, hasta los confines de la tierra. Colaboran con todos los que actúan para que a cada ser humano llegue el amor de Cristo y se realicen los ideales del Reino (bien común, justicia, dignidad humana y salvaguarda de la creación), en su propia realidad y en servicios misioneros directos.
 
Actualmente se encuentran en varios países de Europa, América Latina y África. En su trabajo se sienten animadas y sostenidas por las palabras que el Papa Juan Pablo II les dirigió: “Les exhorto a dedicarse cada vez con mayor empeño y generosidad a la obra de animación misionera, viviendo plenamente la espiritualidad ardiente y valiente de San Daniel Comboni, para poder ser verdaderamente luz que ilumine el mundo y fuego de fe y amor...”

Los Misioneros Combonianos son un instituto misionero que realiza su trabajo en más de 30 países en África, América, Asia y Europa.