Jóvenes

Proceden de todos los puntos de nuestra geografía y cada uno lleva su vida. Sin embargo, un fi n de semana al mes, se reúnen y ponen sobre el tapete aquello que tienen en común y que no les deja indiferentes: la misión.

Mi sueño de infancia, de ir a Fátima, por fin se hizo realidad”, así se expresaba John Bosco, uno de los inmigrantes nigerianos que participó del 18-20 de octubre en la peregrinación a este santuario portugués.

Estuve con más de 40 jóvenes, provenientes de todos los rincones del planeta, para conmemorar el décimo aniversario de la canonización de San Daniel Comboni. Nuestro plan era ir a pie desde Verona, donde se formó y salió para su misión en África y fundó los institutos combonianos; hasta el pueblo donde nació, Limone sul Garda. Fueron 9 días de alegría, amistad y, sobre todo, de encuentro con la figura de Comboni. La joven canaria Beatriz Padrón nos cuenta su experiencia.

Miguel y Jorge eran católicos ‘de domingo’, de ir a misa para contentar a sus padres, o para aprovechar ese tiempo para pensar en sus cosas, entre las que estaban, en los lugares preferentes, el deporte de alta competición o la fama. Y Dios, aunque presente, se quedaba a un lado. Sus caminos, como los de miles de jóvenes de todo el mundo, confluyeron en Madrid en agosto de 2011, con motivo de la JMJ que presidió Benedicto XVI. Y algo cambió. Ahora estos jóvenes gallegos acaban de volver de Río de Janeiro, donde han participado en la JMJ, esta vez con el Papa Francisco. Y se han reafiarmado en lo que experimentaron en Madrid: la fe es para compartirla. Nos lo cuentan.

“Yo quiero ser misionero”. Pues, como se suele decir, “si las palabras convencen, el ejemplo arrastra”. Pero, al llegar a la adolescencia, esos deseos se me olvidaron y ya no me acordaba de aquello, pues empecé a creer que mi felicidad estaba en tener muchas cosas, y cuantas más mejor. Además, pensaba que ser feliz debería tener otros alicientes, como las fiestas por las noches y beber todo lo que el cuerpo aguantara. En esto consistía para mí la felicidad.

Pages

Los Misioneros Combonianos son un instituto misionero que realiza su trabajo en más de 30 países en África, América, Asia y Europa.