Misioneros

Sacerdote

Es aquella persona consagrada y ordenada como presbítero al servicio de por vida para la misión "ad gentes" en el Instituto de los Misioneros Combonianos. Se dedica a la evangelización a través de la construcción de comunidades cristianas eclesiales en aquellos lugares donde Cristo no es bien conocido o la Iglesia no está todavía suficientemente asentada.

A través de la celebración de los sacramentos y de la formación de líderes pastorales el sacerdote colabora en el desarrollo de las comunidades cristianas que puedan llegar a ser un día autosuficientes en los ámbitos pastoral, económico y misionero.

 

 

Hermano


Es un consagrado de por vida a la misión "ad gentes", en el Instituto de los Misioneros Combonianos.

El Hermano Comboniano realiza su actividad en medio de las realidades cotidianas del mundo: en el trabajo, en el estudio, en contacto con jóvenes, niños, en la parroquia y generalmente ejerciendo una profesión. Es una persona consagrada que vive a través de sus votos de pobreza, castidad y obediencia su entrega al servicio del Evangelio y de los más pobres.

El ministerio específico del Hermano lo encarna en las realidades concretas de la sociedad. Por eso, la prioridad misionera es la pastoral social, que se materializa en acciones como la Justicia y la Paz, Derechos Humanos y la Promoción Humana a todos los niveles.

Los Misioneros Combonianos son un instituto misionero que realiza su trabajo en más de 30 países en África, América, Asia y Europa.