Diario de misión

P. Juan Benjumea desde Esmeraldas (Ecuador)

Por fin volví al norte del país, a Esmeraldas, después de un tiempo en el Guasmo, al sur de Guayuaquil. Ahora vivo en la Parroquia de La Merced, donde también echo una mano.

Gonzalo Violero desde Arequipa (Perú)

Hemos regresado mi mujer, Isabel, y yo a Arequipa. Y, gracias a Dios, volvemos a encontrar el sentido de las cosas. Enseguida que hemos empezado a visitar a las familias vuelve a aparecer el rostro de Dios.

Hno. Bill Firman desde Juba (Sudán del Sur)

Hoy me he acercado al mercado de Konya Konya, para comprar algunas verduras, y me he encontrado que este había sido reemplazado por una nueva construcción. De hecho, en los últimos meses he visto muchos nuevos edificios, y me llama la atención el número de nuevos bancos que han aparecido.

Hna. María José Postigo desde Orán (Argelia)

Misión o misionero, ¿en Argelia? Ambos términos resultan alérgicos aquí. Suenan a proselitismo, a extranjero y, erróneamente, a colonialismo. Sin embargo, la capacidad de acogida de los argelinos supera todos esos prejuicios.

P. Alejandro Canales desde Donomanga (Chad)

Volví a Chad, mi país de adopción, en septiembre de 2012, para vivir mi tercera etapa misionera. Las dos anteriores habían sido gozosas, llenas de vivencias de la realidad africana, años de labor intensa y generosa en medio de la gente, aquella “que espera y sufre”.

Pages

 

 

 

Los Misioneros Combonianos son un instituto misionero que realiza su trabajo en más de 30 países en África, América, Asia y Europa.